Nublado en Plaza del Sol

Más de uno de cada tres madrileños ha votado a Ayuso. El Podemos de Iglesias desaparece para posibilitar que Unidas Podemos se reformule y establezcan nueva relación con los de Errejón, que logran el sorpasso al PSOE en clima de derrota. El ciclo del 15M de la Plaza del Sol termina en su décimo aniversario.

Realizando lectura de la campaña, parece que todo lo “español” que se intente construir fuera de Madrid, tendrá que ser contra Madrid, como siempre le ha ocurrido a todo lo “no español” que se ha intentado defender fuera de Madrid. Llegan tiempos muy oscuros para una izquierda española con un pie en el gobierno. Romper la rueda de hamster es el único camino, y de nuevo parece que a la izquierda española solo le queda el camino de perder el apellido o seguir corriendo en ella. Van a tener verdaderas tentaciones de realizar un “back to the roots” unos y de atrincherarse en la zona de confort otros. Además, por desgracia creo que esas tentaciones pugnarán con la necesidad de reinventarse y al final estirarán de una cuerda que ya ha demostrado no estar amarrada a ningún sitio.

Aquí en Hego Euskal Herria, se cumple también un décimo aniversario: el de la creación del frente soberanista de izquierda. Y lo hace en un clima muy distinto, de normalización, reafirmación y crecimiento, a pesar de la falta de poder institucional, y con una relación de fuerzas en lo cultural y electoral que invita a seguir picando piedra. Ojalá con el tiempo hubiera nuevos apoyos en busca de algo más allá que el PPSEAJ y el statu quo vasco-español.

¿Alguien recuerda lo que se opinaba en la Plaza del Sol de la creación y presencia institucional de Bildu? Sin duda mi visión es subjetiva, pero rememorar específicamente centenares de comentarios de la ya muy distinta web “menéame”, me hace recordar también lo que consideré en su día que pudo ser y nunca fue Podemos (ni Más Madrid/País)…

Acerca de Iagoba.com

Informático generalista y diseñador gráfico y audiovisual en MODPC.com. Comunicador, militante de Alternatiba y amante de diversas subculturas (friki para los amigos). Orgulloso vecino de una de las siete calles, Bilbao.
Esta entrada fue publicada en con enjundia, Ignominia densa, Ignominia densa, con enjundia. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Nublado en Plaza del Sol

  1. Maju dijo:

    Muy optimista te veo en el flanco vasco, la verdad. Para mí estas últimas elecciones fueron la última oportunidad de EHB pero no logró atraer suficientes votos para desbancar al PNV. Está demasiado al centro para que mucha gente le vote: más de lo mismo no ilusiona. Al contrario que en Madrid, aquí la abstención fue masiva y no fue por el bicho, al menos no gran parte de ella: fue por desencanto. (Y que conste que en esa yo os voté porque cualquier cosa menos el PNV eternizado en la cochambre criminal de mil Zaldibares).
    En el flanco español, poque esto no se acaba en Madrid, se acaba (siempre provisionalmente) con la bodorra política de Ayuso y Abascal, cual Isabel y Fernando postmodernos, al timón de una Españistán re-aznarizada, re-franquista y siempre inquisitorial. Se está perdiendo la oportunidad de exigir al PSOE que desfasciste el estado, empezando por la Ley Mordaza, siguiendo por dejar de pegar a la clase obrera, etc. Ayuso ganó porque, aunque joda decirlo, lo ha hecho muy bien: ha estado un puntito a la izquierda del gobierno español con su defensa hipócrita de los derechos ciudadanos y así ha atraido a su telaraña de poder a todo ciudadano y ciudadana apolítico. Allá no hubo abstención importante: los abstencionistas votaron a Ayuso porque es un poco menos facha que Moncloa (tripartito de pseudo-izquierda). E incluso (caso único en el estado) construyó un hospital de pandemias aunque fuera una chapuza de cartón-piedra, mientras en el resto seguimos esperando a que se invierta un mero euro en sanidad, siquiera por guardar las apariencias.

    • Iagoba.com dijo:

      Todo lo optimista que se puede ser hablando de picar piedra. A pesar de la abstención EH Bildu creció en número de votos. La abstención fue por desencanto e impotencia, sin duda. Y si a alguien le propones picar piedra es normal que pase, que “bastante tiene con lo que tiene”.

      • Maju dijo:

        La suma EHB + Podemos, es decir “la izquierda” (concepto que he empezado a detestar por estar demasiado a la derecha) no subió. Y lo sabes. Y sabes que esos votos que ganó EHB vienen de Podemos… y los que perdió fueron a la abstención. Y lo sabes.

        Para ser optimista lo primero hay que ser realista, lo segundo hay que tener un plan que funcione. Lo segundo es lo más difícil pero lo primero es una cuestión de ser honesto con uno mismo.

        • Iagoba.com dijo:

          ¿Honesto con uno mismo? Te comento que en esos términos no tengo apego a la conversación. ¿En qué contradice lo que dices a lo que yo digo?

          • Maju dijo:

            Perdona si te ofendo pero lo que dices me suena a autobombo (propaganda de partido) y en temas de análisis de resutados electorales (o análisis político en general) eso no vale. Esa actitud es buena para la campaña, no para el día después. Al final la URSS (y el imperio romano mismo si me apuras) cayó por falta de autocrítica, por exceso de confianza no basada en hechos, por lo que podríamos llamar pseudo-ciencia política.

            Si crees honestamente que EHB está en racha y no va a parar de crecer mientras no se diferencia en casi nada del PSOE, ni del PNV siquiera… te digo desde ya que estás para un desengaño muy gordo.

            Y me daría igual, sería “vuestro problema”, pero es que me ha tocado vivir en este país y cada año perdido para “la izquierda” en términos de resultados no electorales sino de reforma política real, es vida y esperanza perdidas para mi y para mi entorno, que en útima instancia somos todos y todas.

            • Iagoba.com dijo:

              No, no es cuestión de ofensas. Creo que términos como “honestidad con uno mismo” en este y en muchos otros casos no llevan a ningún sitio. Lo del “desengaño”, por ejemplo, es más directo y comprensible.

              Hablar de una relación de fuerzas en lo cultural y electoral que invita a picar piedra, de la necesidad de apoyos contra el statu quo vasco-español del PPSEAJ, o que en las últimas elecciones en las que creció la abstención EHB creció en votos, dista muchísimo de hablar de estar en racha. Mi entrada no es un análisis de resultados electorales, sino de coyuntura política (postelectoral, sin duda). Creo que los análisis electorales son una cosa que uno tiene que tomarse con calma, esperar al CIS, ir tomando temperaturas… Pero hablarme de pseudo-ciencia política y desengaño mientras hablas de que EHB “no se diferencia en casi nada del PSOE, ni del PNV siquiera…”. No sé, entiendo el uso de la hipérbole, pero de nuevo me hace perder apego a la conversación.

              Eres tú el que parece haber llevado el tema meramente a resultados electorales. Entiendo que haces tus mediciones de la situación en Hego EH a nivel cultural y electoral, y tu análisis sale de esa consideración respecto a si se están dando pasos atrás o se están perdiendo años de vida y esperanza. Yo prácticamente solo veo un camino (ese “plan que funcione” del que hablabas), es de roca, y se va horadando. Y como he dicho entiendo perfectamente que a estas alturas todo txus tenga las gónadas muy hinchadas, algo con lo que hay que trabajar, ya sea a través de la autocrítica, de la crítica, de poner ladrillos, o de lo que haga falta para que el empoderamiento sea sustituto de la impotencia.

              • Maju dijo:

                Tengo claro que nos estamos saliendo mucho del tema central. Simplemente no comparto tu optimismo electoral: donde tú dices EHB sube, yo digo la izquierda vasca baja y EHB no es capaz de absorber todo lo que se va de Podemos o de retener todo lo que se va de EHB, que quizá sea más importante.

                Mas extenso: veo un gran paralelismo entre EHB y Podemos. También veo diferencias, claro: diferencias etno-nacionales más que de políticas o planteamientos (puede haber detalles como la cagada aquella de los podemistas de apoyar el presupuesto de Urkullu, un suicidio político total!)

                Cuando estás haciendo social-liberalismo y estás sosteniendo al PSOE sin contrapartidas, tanto en Madrid como en Nafarroa, no creo que sea “hipérbole” asociar con este partido. Lo mismo que no es hipérbole mosquearse por las continuas ofertas a la cooperación con el PNV que llevan haciéndome usar la pinza (o votar nulo o abstenerme, según) desde hace años. A mí me parece que estáis todos en el blairismo y no en el corbynismo, lo mismo Podemos, que EHB y por supuesto ERC (las diferencias entre estos partidos son de bandera nacional, no de ideología ni política). Yo sigo sin entender para qué hacía falta apuntalar a Sánchez en Madrid cuando Rajoy ya estaba fuera, pero sí que entendí que eso era exactamente lo que ibáis a hacer y por eso en las generales me abstuve, porque sólo podía dar un voto al PSOE-GAL y eso jamás! Antes prefiero que arrase el tonto de Amurrio.

                No veo que se diga: “se cae la ley mordaza o se cae el gobierno”. No veo que eso sea siquiera una parte importante del programa de nadie: que la policía pueda arruinarte la vida en un antojo da igual a toda la autodenominada “izquierda”, al parecer. Dónde quedaron los derechos humanos?!, sin derechos humanos y libertades cívicas no hay izquierda que valga. Tampoco es que en lo social haya mucho más que humo, aunque eso es quizá algo más confuso, porque son tantos temas (y tan poca acción real). Tampoco se avanza nada en la purga del franquismo en el aparato del estado. Qué se saca de sostener a Sánchez? Y a Chivite?

                Yo creo en un pragmatismo como el de la CUP durante el Procés: se apoya a cambio de concesiones de calado y se usa el peso parlamentario para que los pactos se cumplan. No habría habido referéndum ni DIU si la CUP no hubiese obligado a ello.

                Ni siquiera se exige la desconcentración de los medios de comunicación autorizados, un problema clave para cualquier esperanza democrática.

                Y respecto a lo de ser honestos en el análisis post-electoral está claro: EHB subió porque absorbió desencantados de Podemos en esencia, pero muchos de esos desencantados u otros desencantados de Bildu se fueron a la abstención. Una abstención que con casi 10 ptos más que en Galicia y casi 20 más que en Madrid no puede atribuirse sólo al virus, mucho menos cuando se supone que “la izquierda” tiene más segmento de voto juvenil que los partidos del régimen, todos ellos muy senilizados.

                Qué se ha sacado de todo esto? La ley trans? No creo que tenga ninguna importancia política ni social: es un tema puramente cultural y altamente postmoderno (y bastante cuestionable: al margen de mi opinión personal, que es biologista y no postmodernista, claramente resta unidad y votos, no suma). Acercamiento a cuentagotas de algunos presos? Eso es un chantaje, no un logro, una cadena y no una conquista. Es que no encuentro nada más que se haya logrado a base de apuntalar al PSOE-GAL, ni menos aún a base de mendigar atención por parte de Sabin Etxea.

                Yo lo veo así y aún así, tácticamente, dependiendo del contexto electoral, puedo veros como un mal menor. Pero el mal menor no ilusiona.

                El artículo era sobre Madrid, desde luego. Mil perdones por entrar a trapo al tema del análisis de las elecciones de Mendebalde pero es que me pareció que el “análisis” que hacías era más autocomplacencia que reflexión honesta: hay mucha gente que podría sumar y no encuentra en EHB ese lugar donde sumar-se, sino todo lo contrario.

                Respecto a Madrid lo mejor que he encontrado es una brevísima reflexión de Nines Maestro. También he escrito yo algo al respecto en mi blog, porque se veía venir: si el dilema es “cervezas o mascarillas” (por muy rosas o moradas que sean), la gran mayoría de la gente eligirá cervezas, por supuesto. Al final la gente quiere eso de que “la vida sigue”, o como decía aquella anarquista: “si no se puede bailar, no es mi revolución”. Y Ayuso ha capitalizado eso con sorprendente inteligencia, incluso se puede apuntar el tanto de ser la única jefa autonómica que ha invertido en sanidad pandémica, aunque fuera un hospital de cartón-piedra. Ayuso ha sabido pasar a la izquierda por la izquierda; llámalo “trumpismo”, llámalo “populismo”, llámalo “demagogia barata”, lo mismo da: el caso es que funciona. Y no sólo eso: hasta ha hecho un análisis razonablemente honesto admitiendo que muchos “son votos prestados”.

                Dentro de poco la veremos en Moncloa. Puedes culpar al PSOE, puedes culpar a Urkullu por pedir más y más medidas autoritarias… pero yo culpo también a quienes sostienen a ese PSOE que se sacaba la foto pandémica rodeado de generales, que no ha invertido un céntimo en sanidad, ni vivienda social, ni ha cumplido con la promesa del ingreso mínimo vital, ni por supuesto ha derogado la ley mordaza. En cambio se ha gastado una pasta en policía y armamento.

                Debería distinguir? La gente de partido igual es capaz de hacer eso, por su lealtad al partido (coalición en este caso) pero el observador externo no. Puede quizá hacer de tripas corazón algunas veces pero no cuando es todo el rato. Puede que sangréis menos que Podemos, que estaba en el gobierno físicamente, pero no es como si fueráis oposición: no lo sois.

                Un abrazo virtual desde la burka.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s