Arnaldo Otegi y la rueda

Ayer decía en las redes que Iñaki Gabilondo ha estado amenazado durante décadas, pero anteayer le atacaban españoles muy españoles por, en resumen, apelar a la normalidad democrática -más que escorada actualmente- y decir que no todo vale contra el independentismo desde su vídeo blog. También decía que ayer por la noche en Canal24h le iban a hacer una entrevista a Arnaldo Otegi, y eso suponía una oportunidad para quienes podían pensar como Gabilondo en este sentido.

Llegó la noche y llegó la entrevista, y como también he dicho hoy en las redes, considero que en general no supuso una oportunidad perdida, simplemente fue una oportunidad mal aprovechada por parte de una realización -totalmente escorada-, un presentador -sin los conocimientos mínimos que le permitieran siquiera entender de lo que se hablaba- y unos tertulianos -discípulos de Goebbels- totalmente inadecuados. Y a pesar de todo ello, un avance.

Captura

Y naturalmente no negaré que ya sabíamos todos qué se puede esperar de una entrevista a Arnaldo Otegi en una televisión de ámbito estatal. Que esto no es un “quejarse de lo obvio”, sino un análisis superficial de la entrevista, que espero pueda resultar a alguien de interés.

Han pasado tres años desde la última entrevista de calado a Arnaldo Otegi en una televisión de ámbito estatal -naturalmente me refiero a Salvados (Jordi Évole)- y ha llovido mucho desde entonces. Han pasado muchas cosas, muchas de las preguntas que le realizaron en aquella ocasión se han superado. Han perdido tanto el sentido, que en Canal24h a pesar del interés que parecían suscitar entonces, como la “disolución de ETA” -extinta organización que a pesar de dicha condición protagonizó la entrevista-, ayer no se mencionaron en boca del entrevistador sino que tuvieron que recordarse por parte del entrevistado. “Sorprendentemente”, otras cuestiones que podríamos considerar también muy superadas, se repetían incesantemente como si nunca se hubieran dado.

jordi evole

La puesta en escena no desmerecía. Alusión a las presiones recibidas por dar voz al secretario general de EH Bildu en un ente público, para luego parafrasear la primera pregunta tal y como se ordenaba desde una asociación de víctimas. Imágenes de atentados junto a la cara de Arnaldo Otegi. En Canal24h no podían apelar al componente artístico para oscurecer la imagen y poner música dramática como en LaSexta; se impuso el practicismo.

Tal vez todo esto era de imaginar, pero no podíamos conocer hasta dónde llegaría la tergiversación. Comenzó claramente con una pregunta de Marc Sala, en la que relacionaba directa y falsamente sin ningún tipo de contextualización, la actual inhabilitación a Arnaldo Otegi con el secuestro llevado a cabo a finales de los años setenta por ETA-pm. En ese momento ya se mostró perfectamente el marco de la entrevista. Arnaldo Otegi debía lidiar con ese marco, con una audiencia muy variada y con su condicion de portavoz y secretario general de EH Bildu.

eta

Podemos debatir sobre lo adecuado de que sea Arnaldo Otegi quien actúe como portavoz de EH Bildu de cara a una audiencia sobre el papel poco amigable; incluso podemos entrar a valorar lo complicado o lo adecuado de mantener un discurso complejo frente a ciertas cuestiones que a dicha audiencia se le supone sólo capacidad para los trazos más gruesos y simplificados tras años de intoxicación. Pero, obviando este debate y cuestionamiento, las respuestas de Arnaldo Otegi fueron certeras, punzantes en muchos casos y muy adecuadas de cara a ser quien es y lo que representa.

Para el entrevistador y contertulios Estrasburgo no parecía ser más que una bonita ciudad a orillas del Rin sin relación con el entrevistado, pero para algunos de los telespectadores seguramente fue la primera vez que pudieron oír que el Tribunal de Derechos Humanos considera que ese juicio que encarceló y mantiene inhabilitado a Arnaldo Otegi no fue justo, y que esto no es la primera vez que le ocurre a esta persona. Todo un récord internacional de la justicia española, que por otra parte siempre ha gustado de batir récords con (contra) ciudadanos vascos.

mispalabras

Una entrevista que navegó en los manidos conceptos de perdón y condena, como si tantos y tantos pasos realizados por parte de un buen número de agentes de la sociedad vasca no se hubieran producido, algo que obliga al entrevistado a insistir en su aportación al cese de la violencia y a recordar algo que abrió titulares en todos los medios, como este de El Mundo de hace ya siete años: «Otegi pide ‘disculpas’ a las víctimas de ETA si ‘como portavoz de Batasuna he añadido dolor», o como si la propia creación -y legalización- de Bildu por parte de dos formaciones que siempre habían rechazado las acciones de ETA, no viniera acompañada hace ya ocho años del rechazo a todas las violencias por parte de una izquierda abertzale que ya había pasado por publicar Zutik Euskal Herria y haber firmado el acuerdo de Gernika (que incluía expresamente la petición a ETA de dejar las armas).

La actitud de un interrogatorio de índole policial; la respuesta de quien quiere construir un futuro de entendimiento mutuo. La insistencia en las preguntas de un relato único; las respuestas que intentan abrir una puerta terriblemente atrancada a la verdad, la justicia y la reparación para todas las víctimas de todas las violencias. Alguien que tras colaborar activamente en el cese de un tipo de violencia, representa las ansias de esclarecer cuanto haga falta, que no tiene ningún deseo de enterrar las múltiples violencias que se han vivido en Euskal Herria, pero que no quiere añadir dolor innecesario. En la entrevista hubo una persona íntegra proponiendo que Felipe González admita ser la “X” de los GAL no en búsqueda de consecuencias penales, sino de avanzar, y lo que obtuvo fue la respuesta de un presentador que indicó que eso son hechos ya juzgados. Respuesta incorrecta, falsa, ya que Felipe González nunca ha sido acusado formalmente ante un tribunal por estos hechos, a pesar de que fue él mismo quien impidió que se investigaran los fondos reservados.

Arnaldo Otegi habla en términos políticos, sociales; pero la entrevista tiene un índole jurídico que resulta impropio de un Estado con graves carencias en ese aspecto bajo prisma internacional. Una entrevista que insiste en vinculaciones de un grupo político plural y contemporáneo con una organización extinta sobre la que nunca ha eludido pronunciarse. Una entrevista que ve interés de borrón y cuenta nueva a una persona como Arnaldo Otegi, que habla del pasado y de hacer memoria sin perder la vista al futuro, pero no se la ve a un establishment que no ha cambiado su naturaleza en 80 años y lo hace desde un ente público que continuamente empuja a la ciudadanía española a mirar el pasado con una nostalgia muy alejada de la realidad.

Pero la falta de conocimientos de Marc Sala respecto a lo que se está tratando resulta muy obvia. Es difícil obtener una gran entrevista por parte de aquel que no es capaz de comprender las respuestas en todo su volumen real. Resulta triste ver cómo, un día antes del “día de las víctimas del terrorismo”, el propio presentador alude a un sentido de la fecha que, ya no solo no tenía el sentido que se le quería dar cuando se creó (la muerte de Begoña Urroz se ha adjudicado durante décadas a ETA cuando se sabe desde que se produjo que fue debida a una acción del DRIL), y ya no solo había sido subrayado el error un par de días antes desde el Centro Memorial de las Víctimas del Terrorismo adscrito al Ministerio del Interior, sino que el presentador debería saber perfectamente que el entrevistado en cualquier caso lo corregiría, perdiendo una parte del sentido de la pregunta.

A pesar de todo ello se habló también de política actual. Pudo llegar claramente el mensaje de “no bloqueo y no cheques en blanco” y el interés de mantener una acción conjunta con ERC también respecto a la investidura de Sánchez. También pudo mostrarse en una televisión estatal de forma clara lo absurdo, lo imposible, de intentar aislar a una de las primeras fuerzas de Navarra.

primerafuerza

Y llegó el turno de preguntas de los tertulianos, y al parecer la entrevista se reseteó para volver al principio, obviando tanto lo ocurrido en los últimos minutos, como cualquier atisbo de realidad contrastada. La pluralidad brilló por su ausencia, realizando tajantes afirmaciones sobre hechos que nunca han sido reales, aludiendo incluso a una “tele de todos” que tiene poco de esa condición. Después se despidieron de Arnaldo Otegi para poder despotricar cómodamente a pesar de los ímprobos esfuerzos por parte de algún tetuliano para que no lo pareciera.

Me resultó especialmente interesante en esa parte la mención dedicada a Oskar Matute, en la que el presentador indicó, faltando por completo a la verdad, que no fue capaz recientemente en su programa de renegar de su pasado -que se sobreentiende Marc Sala debe considerar antidemocrático-, tras ser presionado a ello; cuando realmente éste vino a limitarse a indicar que no tiene nada que arrepentirse en este sentido, algo difícilmente discutible desde cualquier punto de vista mínimamente objetivo.

oskar.jpg

Pero la realidad, lo que realmente trascendía de toda la entrevista, se escondía en estas palabras expresadas en ese bloque por la tertuliana Esther Jaen: «les pedimos que dejaran las armas y utilizaran las urnas. Ahora les pedimos que hagan el relato correcto», a lo que añadiría yo en base a otras palabras que pronunció dentro del mismo discurso: «y les pedimos que asuman su derrota». Ella no ve el problema que suscita esa falsa realidad, esa petición basada en falsas premisas; en esa mesa no podría verlo nadie. O al menos sin duda no vieron que no es para nada un problema de Arnaldo Otegi, que no es un problema de la izquierda soberanista vasca, sino que es un problema para personas como ellos, personas como las que se quedaron en esa mesa tras ausentarse Arnaldo Otegi. Un problema que deberían abordar, con urgencia además, teniendo en cuenta realidades como que el programa dobló la audiencia habitual a pesar de haber tenido un boicot orquestado en las redes.

Ayer las palabras no valían nada sin los hechos, hoy los hechos valen menos que las palabras. La vertiginosa rueda de la que no consigue salir la ciudadanía española, contra la que se golpeaba anteayer Iñaki Gabilondo y en la que corren millones de ratones asustados de su propia naturaleza. Una rueda de la que nos aleja cada paso logrado por la izquierda soberanista y cada diálogo llevado adelante con éxito en el seno del pueblo vasco; una rueda que cada día nos afecta menos.

Anuncios
Publicado en con enjundia, Ignominia densa, Ignominia densa, con enjundia | 1 Comentario

El PSOE y un juego de cartas marcadas

psoecartas

Hay quienes insisten en recordar a EH Bildu que el PSOE no es de fiar, que no es de izquierdas, que es el enemigo. Y yo, cabizbajo, me pregunto, a quién se lo están diciendo, en qué momento las gentes de EH Bildu han podido olvidarlo… Es un juego con las cartas marcadas en el que ellos reparten la mano, por supuesto, aunque ya tras tantos años, tras tanta experiencia acumulada, en la izquierda vasca se conoce perfectamente la existencia y el significado de cada marca. Pero claro, quienes insisten en recordarlo realmente no creen que se haya olvidado nada, simplemente no comparten la estrategia.

La estrategia, qué peligro. El posibilismo pisa la ortodoxia para ceder terreno ideológico al enemigo. Empujar el marco desde el centro del tablero. El enemigo que al mismo tiempo es el objetivo: la inalcanzable hegemonía. La pescadilla que se muerde la cola…, David contra Goliat…, abrazo del oso…, el pez grande que se come al chico. Ortodoxia, heterodoxia, ceder o ganar terreno, hegemonía, ideología. Lenin, Argala, Zizek, Gramsci, Guevara, Chomsky, Butler, Laclau… Hoy no habrá citas.

Mi madre me contó que su abuelo -mi bisabuelo- murió cerca del cinturón de hierro defendiendo una Euzkadi que hasta hacía poco le debía resultar un tanto ajena. Nunca hemos hablado mucho de esas cosas. Hablarlo con su abuela, una de esas mujeres curtidas con el coraje de echar la familia adelante siendo viuda de un rojo, pudo ser más complicado. Un minero militante de un yunque y una pluma hoy convertidos en puño y rosa; uno de esos gallegos que vinieron a luchar junto a la ikurriña y perecieron en el Bizkargi en mayo de 1937. 42 años después, el mismo año en el que nací yo, el PSOE renegaba de sus postulados históricos y daba pistoletazo de salida a los planes de Isidoro: el PSOE monárquico de las cloacas; el de la desmemoria; la guerra sucia; las torturas; la energía nuclear; los fondos reservados; el GAL; la OTAN y los delitos internacionales; la dispersión de los presos políticos y la política penitenciaria criminal con los enfermos; las privatizaciones; el encarcelamiento de los insumisos; el plan ZEN; el cierre del tejido industrial; la Europa de los mercados; la represión de la lucha obrera; el todo es ETA; la corrupción convertida en institución y partido -desde Filesa a los ERE-, la ley Corcuera de la patada en la puerta; el apoyo a la Ley de Partidos; el cepillado al plan Ibarretxe y al estatuto de Catalunya; el pacto del Euro; la reforma laboral; el recorte exprés a la constitución española; el rescate a los banqueros; los CIEs y las concertinas; la abstención para que gobernara el PP; la complicidad en la represión del 1-O y en la aplicación del 155… el PSOE que es cimiento, pilar y mobiliario de un régimen del 78 que es reforma del régimen franquista.

Hoy tenemos un “Unidas Podemos” diciendo “no se pudo”, resignado a ser la “Izquierda Unida” renovada del mapa político. Es decir, un partido que confía en que “sí se puede” mover hacia abajo y hacia la izquierda a un PSOE que conocemos bien y al mismo tiempo pone sus esperanzas en ampliar la confianza del electorado estatal con los años -poco que ver con un asalto a los cielos-. Lo hacen entre otras cosas, agarrándose en campaña a la misma Constitución española que se ha utilizado tantas veces contra la ciudadanía, enfrentándose a lo que les dió forma. La única manera de llegar a este punto coralmente en Podemos ha sido someter su estructura a una purga detrás de otra, demostrando una democracia interna a la vista de su electorado menor que la del propio PSOE (el mismo PSOE que esperan mover hacia abajo).

Y llego a este punto sin haber hablado de trifachitos. Un Régimen en eterna crisis se revuelve contra la situación actual con un nuevo parche: el fin de la agrupación de la derecha, resucitando al PSOE frente a un franquismo sin caretas y recogiendo todos los trozos de un PP en clara descomposición. En campaña los bloques se clarifican, y ya tendrán tiempo de romperse tras ver los resultados. Ciudadanos huye de mostrarse bisagra, hay que acumular voto conservador y reaccionario desde el centro derecha, que por la derecha extrema ya pone el caldero Vox. No creo en grandes conspiraciones. Si algo une al neofranquismo es el neoliberalismo. Si no fueron los mismos que pusieron dinero para impulsar Ciudadanos, son otros parecidos poniendo capital a Vox como proyecto aún más rentable en el corto plazo gracias a estrategias ya experimentadas en otras regiones del planeta.

Pero este mecanismo cruje donde era previsible, lo más probable es que los propios partidos que buscan romper el statu quo a través de la autodeterminación, sean llave de la gobernabilidad del Estado español. Y es difícil prever el futuro a partir de ese momento. Tras unas elecciones en 2015 infructuosas de cara a formar gobierno, las dificultades para formarlo tras las siguientes de 2016 -dificultades que llevaron a una doble recomposición del PSOE-, una moción de censura aprobada con una composición de votos muy compleja, y una legislatura sin presupuestos del partido gobernante disuelta sin agotarse, es difícil prever qué efectos tendrá en el Estado español que los partidos de izquierda soberanista tengan en su mano la gobernabilidad…

Difícil, pero algo sabemos. Sabemos quiénes estarán en frente, dos bloques que trascenderán partidos o al menos se mostrarán ligeramente dinámicos: el bloque neofranquista empujando una contrarreforma y el bloque de los valedores del Régimen. Sabemos que ambos bloques al menos nos temen en mayor o menor medida, cuando no nos odian abiertamente. Y sabemos bastante bien quiénes somos, principalmente porque sabemos lo que queremos construir.

Si los soberanistas de izquierdas somos decisivos, podremos parar la involución en el Estado. Desalojaremos y nos enfrentaremos gratuitamente al trifachito pero sin extender cheques en blanco a nadie. Lucharemos por revertir una parte de lo destruido, y lucharemos sobre todo por empujar nuestro proyecto de democracia, libertades, derechos, feminismo y justicia.

Si somos la clave, podremos mostrar la república que defendemos y empezar a hacerla efectiva allí donde nos lo niegan. Una república en la que los símbolos serán símbolos sólo si representan los derechos y libertades de quienes la conforman, en la que cualquiera pueda defender y mostrar su identidad en libertad. Una república de iguales construída entre diferentes que nunca dejarán de serlo, en la que la memoria, el dolor, el éxito, la reconciliación, la diversidad y la solidaridad sean ladrillos tan importantes unos como otros. Una república que sea aquí Euskal Herria, y otra allí que sea Catalunya, y otra Galiza, y otra Aragón, Asturias, Canarias…  unas repúblicas que rompan el Régimen en mil pedazos que los pueblos recogerán con toda la ilusión que puede suscitar construir algo nuevo, bien entrado el siglo XXI, desde la justicia social, en lugar de los rescoldos de un golpe de estado perpetrado hace más de 80 años.

Y terminaría aquí, pero quiero recordar en este último párrafo las elecciones generales de 2011. Entonces Amaiur se convirtió en la quinta mayor fuerza de congreso español, por encima de partidos como PNV, UPyD o ERC. La verdad es que hay algo que no puedo olvidar del día del recuento, y es la estupefacción y sumo cabreo que suscitaron los resultados de Amaiur en el canal de televisión Intereconomía (sí, vi el recuento en Intereconomía, hay que saber disfrutar esos momentos). El objetivo es ampliar la representación y de esta forma ser determinantes, pero si EH Bildu repitiera los resultados de Amaiur de 2011, todo apunta a que Maroto se quedaría en casa y el trifachito no obtendría ni un escaño en la CAV (por desgracia Navarra Suma seguiría obteniendo uno o dos escaños). EH Bildu ha sido vetada en todos los debates de ámbito estatal. En el debate a cuatro de TVE han nombrado a EH Bildu siete veces y a Arnaldo Otegi nueve (dos de ellas con foto). Naturalmente si por lo que sea no pudiste hacerlo en su día, no te voy a quitar la oportunidad, pero si en 2011 votaste Amaiur, sin duda te animo a repetir la experiencia votando EH Bildu y así dar un buen disgusto al trifachito. Está en nuestra mano.

 

Publicado en con enjundia, Ignominia densa, Ignominia densa, con enjundia | 1 Comentario

Un par de años “saliendo en la tele”

Este mes se cumplen aproximadamente dos años desde que empecé a participar en algunos medios de comunicación hablando principalmente de política. Han ocurrido muchas cosas en este periodo de tiempo. Recuerdo como especialmente intensos programas especiales de Klaudio Landa como el del desarme de ETA en el que pude ver que lo que para unos era un alivio y una etapa a superar otros lo veían como un trauma al sentir cómo perdian suelo (discursivo, cuanto menos); o el del atentado yihadista en Barcelona, del que me enteré minutos antes de entrar en directo y al que pilló a tan solo unos metros a Irantzu Varela, compañera tanto de militancia como del programa; también el maratón informativo del referéndum del 1 de Octubre en el que nos embarcamos en Estado de Excepción y desde el que fuimos tanto espectadores como informadores, con estupor por la terrible acción policial que se estaba perpetrando precisamente desde esa perspectiva de Estado de Excepción en Catalunya y con la alegría de ver un pueblo combativo que lograba expresar su voluntad por encima de la represión; y por supuesto, naturalmente mis primeras tertulias en verano de 2016 en TeleBilbao y Onda Vasca que se situaban en un ambiente prácticamente de precampaña para las elecciones autonómicas, donde mi falta de experiencia se unía a la sensación de tener a tu lado y apoyándote desde el televisor y la radio mucha más gente de la que podías haber imaginado semanas antes. La experiencia, aunque en ocasiones ha sido más agradable y otras bastante menos, y sin saber si aquellos que me han visto puedan realizar o no un balance positivo, sin duda me ha ofrecido la oportunidad de decir cosas que agradezco poder haber expresado públicamente y tener la sensación de haber podido apoyar, al menos en ocasiones, cuestiones en las que deseo aportar cuanto esté en mi mano.

Untitled 3
Indudablemente enmarco esta experiencia como parte de otra, la de la militancia política, en la que pronto cumpliré siete años llevándola a cabo de forma mucho más activa y directa a través de Alternatiba. Pero ya habrá tiempo de pegar un repaso a la misma, que algunos hitos en dos años apareciendo esporádicamente en medios se quedan en nada respecto a siete años de experiencia, como he dicho más activa y directa, en esa “etapa de montaña” continua que ha supuesto y seguirá suponiendo la izquierda soberanista vasca y en la que está tan implicada tanta gente de este pueblo.
Esta tarde estaré de nuevo en “El Programa de Klaudio” de ETB-2, sobre las 17:45. Hablaremos de bolsa, fondos, comisiones bancarias, franquismo, valle de los caídos y sin duda de otros temas. Gero arte!
Publicado en Ignominioso microblogging | Deja un comentario

Supuestos mensajes de Puigdemont a Comín

Respecto a los mensajes de Puigdemont: pongamos que son reales y se tomaron del móvil de Comín ayer a las 21:30. Por un lado haberlos publicado es ilegal (pena de cárcel). Por otro lado la traducción es incorrecta; por ejemplo traducen el “plan Moncloa” como el “plan de Moncloa”.
Se ha realizado una lectura descontextualizada. No deja de ser una conversación entre un miembro del PDeCAT y un miembro de ERC. Es obvio que Puigdemont está presionando y siendo presionado por sus compañeros, como todos los agentes implicados en la situación política catalana.
Precisamente ese “*volvemos* a vivir los últimos días de la Catalunya republicana” deja claro que lo que marca es un punto de inflexión, un punto de peligro, no lo que él considera un final inmutable, ya que implicitamente menciona otros “últimos días” anteriormente evitados.
El Procés Constituent no es Puigdemont. Algunos pueden pensar que es indispensable, otros que es muy necesario, otros que sobra… Pero lo que tengo claro es que quien crea que esta persona puede darse por “amortizada” en este momento o un futuro cercano, se equivoca.
Naturalmente no descarto que sea un montaje en un sentido o en otro. No soy de apuestas, pero esto da para unas cuantas.
Actualización (Puigdemont y Comín reconocen la veracidad de los mensajes): http://www.lavanguardia.com/politica/20180131/44427883336/puigdemont-mensajes-toni-comin-humano-dudo.html
0b79c43d6e93278ba093d1749b6d07fe
Publicado en Ignominia densa | Deja un comentario

Urna del referéndum con garantías

Si alguien quiere echar algo a la urna, está en la sede de Bilbao de Alternatiba. No sé, una papeleta con un “sí, no o depende” a una propuesta de nuevo estatus de gominola…, un sobrecito lleno de sonrisas y buenas vibraciones contra el fascismo…, unas lágrimas por las oportunidades perdidas de la izquierda española…, 155 formas de decir que algo es ilegítimo por ser ilegal…, algunas moneditas de chocolate de solidaridad internacionalista hacia la liberación de todos los pueblos…

Al gusto, oiga.

Publicado en Ignominioso microblogging | Deja un comentario

Prisión provisional: peligro de fuga y reincidencia

FIES-1
Hoy la justicia Belga ha dado libertad sin fianza a Carles Puigdemont, a la espera de la deliberación respecto a la Euroorden de la jueza Lamela que pesa sobre él. Le han impuesto unas medidas cautelares y consideran que no hay riesgo de fuga. No le han encerrado con prisión preventiva, la pena sin juicio previo que sufren muchos de los que pasan por la Audiencia Nacional, entre ellos y recientemente, los Jordis y los consellers que se presentaron a la citación de Lamela. Lamela y prisión preventiva, dos nexos que les unen con los tres jóvenes que hace más de un año participaron, según la jueza y a falta de sentencia, en una agresión a dos guardias civiles en Altsasu que el Tribunal Supremo consideró contaba con indicios de terrorismo.
Los tres jóvenes de Altsasu cumplirán un año de cárcel preventiva el martes que viene, y hay un nexo que por suerte para los Jordis y los consellers encarcelados, no les une: la dispersión y el régimen FIES al que someten a aquellos que relacionan con terrorismo. El mismo que han recibido miles de presos vascos y de todo el estado, como el propio “Alfon” Fernández que estuvo casi un año bajo este régimen.
Enumeración de las habituales restricciones que supone este régimen de encarcelamiento:
– En caso de requerir una consulta médica en el exterior, se ha de solicitar autorización a la Dirección del centro penitenciario. Si la consulta va a ser en el interior de la prisión, se exigen los nombres de los facultativos que van a asistir.
– Normas específicas de control en los traslados.
– Cambio constante de centro penitenciario, sin tener en cuenta la vinculación familiar del Preso a una ciudad determinada.
– Al interno no se le aplicará la Libertad Condicional a las 2/3 partes de la condena, como correspondería por su buen comportamiento y la ausencia de partes, sino a las 3/4 partes de la condena.
– Registros frecuentes de su celda.
– Imposibilidad de compartir celda con otros presos.
– Prohibición de participar en algún tipo de trabajo, taller o curso.
– Prohibición de tener más de dos libros y más de dos prendas de vestir. En algunos centros, se les da una única prenda.
– A los que se les aplica el Régimen cerrado, deben alimentarse dentro de la celda y sólo pueden salir al patio dos horas al día.
– En algunos casos, la celda del preso no tiene muebles ni espejos.
Recopilación de datos a la que se les somete:
– Intervención de las comunicaciones escritas (se fotocopian los escritos y el anverso y reverso del sobre, es decir, se identifica el destinatario de cada escrito), que se remitirán mensualmente a la Coordinación de Seguridad.
– Intervención motivada de las comunicaciones orales (se graba la conversación en cualquier soporte, especificando fecha, nombres y apellidos de los comunicantes, su DNI y el parentesco), que se remitirán al día siguiente de su grabación. Mensualmente se envía a la Coordinación de Seguridad el desglose mensual de comunicaciones orales intervenidas, con las especificaciones anteriores (fecha, nombres, DNI y parentesco).
– Intervención motivada de revistas, libros, periódicos… cuando carezcan de depósito legal, o bien sean considerados por la Dirección del Centro Penitenciario como atentatorios contra la seguridad del establecimiento. Los originales intervenidos se enviarán a la Coordinación de Seguridad, especificando remitente, destinatario, título de la obra, autor y editorial.
– Observación y anotación diaria por parte de los funcionarios del módulo de todas las actividades que realiza el Interno (compañeros, paseos, lecturas, destino, etc.)
– Las propuestas de licenciamento (cumplimiento) de condena, y de conclusión del expediente de libertad condicional. Es decir, las propuestas para finalizar la relación con la institución penitenciaria y con la sentencia judicial condenatoria.
– Las excarcelaciones, por traslado a otra prisión o a un hospital.
– Los ingresos producidos por traslado, sea en tránsito hacia otra prisión o definitivo en el mismo Centro Penitenciario.
– Toda modificación de las situaciones procesales, penales o penitenciarias.
– Los acuerdos que sobre el recluso hayan tomado los órganos colegiados, y las decisiones de los órganos unipersonales. Es decir, lo relativo a las sanciones y su cancelación, los destinos dentro de prisión, los méritos y recompensas, las intervenciones de las comunicaciones (orales, escritas o telefónicas), las clasificaciones y las sanciones consistentes en una estancia en régimen cerrado.
– Las comunicaciones con los abogados, y los nombres de estos.
– Cualquier incidente en el régimen penitenciario, o la sospecha de que pueda producirse.
– La participación en actividades programadas por el Centro Penitenciario.
– Las solicitudes de permisos de salida, antes de que las estudie el Equipo Técnico. Se ha de indicar el domicilio en el que se residiría en caso de obtener el permiso de salida.
– Resoluciones del Juzgado de Vigilancia Penitenciaria por quejas, siempre que éstas puedan afectar al régimen penitenciario.
– Cualquier otra información.
Los jóvenes de Altsasu llevan un año de cárcel “preventiva” en régimen FIES más o menos abierto (parte de este tiempo incluso en aislamiento sólo por recibir muestras de solidaridad) y todo porque Lamela no debe comulgar mucho con sus compañeros belgas y consideró en su auto que había “riesgo de reincidencia”. Y es que en la región europea con mayor ratio de “policía” por habitante, esa policía no puede sentirse segura y temen que les den palizas la chavalería (porque al contrario no ha pasado miles de veces, por supuesto). #AltsasukoakAske
Publicado en Ignominia densa | Deja un comentario

Puigdemont, Évole y el Kurdistán

546428-944-531

He leído algo sobre Puigdemont y el Kurdistán en las redes sociales de varias personas durante los últimos días (en relación con una pregunta que le hizo Évole) y prefiero no entrar a polemizar en sus redes. Aunque se ha aclarado desde multitud de medios, lo aclaro yo en las mías y “me quedo más tranquilo”.

Puigdemont es del PDeCAT, antiguamente Convergència, que formaba parte de CiU. No es ninguna novedad, todo el mundo lo sabe. No sé si a alguien se le ha ocurrido que Puigdemont o su partido se ha vuelto internacionalista por el hecho de defender la autodeterminación de todos los pueblos. Adivino que no, aunque en base a esos comentarios, me ha llegado a parecer que sí.

Extraigo la información principalmente del blog KurdisCat… El jueves 10 de julio de 2014, Iniciativa per Catalunya Verds-EUiA presentó en el Parlament una propuesta de apoyo a la autodeterminación de Sáhara, Kurdistán y Palestina. Dicha moción incluía acciones de boicot activo por parte de la Generalitat a empresas y universidades de Israel.

Convergència i Unió propuso una transacción pidiendo que se reconociera el derecho de autodeterminación de todas las naciones sin estado, por ejemplo el Tibet, Baluchistán, Cabinda o Escocia, que no fue aprobada.

Nada fue aprobado. No hubo acuerdo suficiente en el Parlament, hasta el punto de repetirse hasta tres veces la votación con empate.

CiU votó que no a una moción que no defendía el derecho de autodeterminación de todos los pueblos explícitamente y que sí incluía un boicot a Israel, exactamente lo mismo que votaría el PDeCAT mañana o la semana que viene. No son incongruentes, son de derechas.

Por cierto, a la derecha se le puede ganar en las urnas en Catalunya y sacar adelante propuestas como esas a nivel de Estado, a nivel de República Catalana. Bastante más importante como apoyo a la causa que sacarlo adelante como autonomía y, sobre todo, que no suena a ciencia ficción, como suena intentar algo así en España.

Publicado en Ignominioso microblogging | Deja un comentario